image

Google

The Web
cpancf.com




image   image
 

 

Una guía básica para entender el Insomnio: 

Parte I de la serie Una guía básica para entender el insomnia

Por Ernest J. Bordini, Ph.D.1, Farinde, Abimbola, Pharm.D., MS2 y Mattie President, B.S.3

1Clinical Psychology Associates of North Central Florida, Gainesville Florida

2Walden University, Minneapolis, MN

3California School of Professional Psychology at Alliant International University, California

Publicado en 2/7/13 en los Artículos y los Archivos de Clinical Psychology Associates of North Central Florida 

2121 NW 40th Terrace Suite B, Gainesville, FL 32605

Reservados todos los derechos: http://cpancf.com (352) 336-2888

 Traducido por Alexa Martinez el 10 de julio del 2015

                                                                                                                                                            

El Insomnio: lo básico
 
En general, y simplemente definido, el término insomnio se refiere a tener dificultades con el sueño. El insomnio es el problema más frecuentemente relacionado con el sueño.  El insomnio se puede definir como un problema repetitivo con la iniciación del sueño, mantenimiento, despertar temprano en la mañana, o la calidad del sueño a pesar de oportunidad adecuada (Dyonzak, 2011). Los síntomas deben durar más de un mes y debe haber algún tipo de días sociales, de salud, deterioro ocupacional para un diagnóstico formal de un trastorno del sueño que se hizo. La falta de sueño o el sueño inadecuado puede afectar el rendimiento cognitivo y la calidad de vida. Un diagnóstico de trastorno del sueño usualmente no se realiza si es parte de un trastorno psiquiátrico o estado de ánimo más grave.
 
Mientras que casi la mitad de la población tiene una mala noche o dos, estimaciones sugieren del 10% al 20% de la población adulta y ancianos pueden sufrir del insomnio crónico (Riley, 2005; Becker, 2006). Tasas del insomnio demuestran ser algo más alto en mujeres postmenopáusicas y ancianos.
 
El insomnio puede ser un trastorno primario o puede ser un producto de trastornos médicos o psiquiátricos comórbidos. Una historia completa y un examen físico es vital para determinar la causa subyacente del insomnio (Curry et al., 2006). Individuos deben buscar aviso médico y psicológico si los síntomas duran más de un mes y que experimentan cualquier deterioro durante el día. Es importante que se inicia el tratamiento temprano para evitar complicaciones psicopatológicas (Dopp & Phillips, n.d.).
 
A menudo el insomnio es un síntoma de un trastorno médico o psicológico más grave. También puede ser el resultado de un problema más serio como el abuso de drogas o alcohol. Por lo tanto, durante el diagnóstico del insomnio, es crucial que los médicos obtengan el historial médico completo de sueño, de drogas, de medicamentos, y psicológico. Un registro de sueño diario, completado por el paciente, es útil para proporcionar información precisa para la evaluación y el tratamiento de los trastornos del sueño.
 
Trastornos del sueño pueden ser causados por sustancias comunes como la nicotina, la cafeína o el alcohol. Medicamentos estimulantes y sustancias ilícitas como la cocaína, las anfetaminas y otras comúnmente resultan en disturbios del sueño. La depresión, la ansiedad, el trastorno de estrés post-traumático (TEPT), y el trastorno bipolar son los trastornos psiquiátricos que con frecuencia tienen el trastorno del sueño como un síntoma prominente. Perturbación del sueño intermitente también puede ser un signo de duelo complicado.
 
Enfermedades médicas agudas y crónicas y los medicamentos a menudo que se usan para tratarlos también tienen potencial para causar el insomnio. Los esteroides utilizados para tratar la inflamación y otras condiciones son culpable comunes como los medicamentos estimulantes utilizados para tratar el TDAH. Individuos con dolor crónico, a menudo sufren un ciclo de dolor muscular, tensión muscular, ansiedad y dificultades con el sueño.
 
Mientras que el insomnio puede ser comórbida con condiciones médicas y psiquiátricas, también se ha asociado con riesgo aumentado de trastornos médicos y psiquiátricos (Leger et al., 2002). En lugares de trabajo, se ha asociado con un aumento del absentismo y el rendimiento laboral.
 
Una pregunta común es, ¿generalmente, cuántas horas necesitamos para funcionar bien? Por la mayoría de gente, alrededor de 7-8 horas funciona bien. Los estudios muestran una disminución de rendimiento en una serie de tareas para la mayoría de gente como se deslizan horas más por debajo de este. Otro problema del sueño puede involucrar dormir muchas horas. Las personas varían, pero es inusual necesitar más de 9 horas de sueño. Hay algunos estudios que sugieren demasiado sueño puede ser asociado con la diabetes, la hipertensión, el aumento de peso, y otros problemas médicos. Una buena discusión de la Fundación Nacional se le hace referencia al final de este artículo.
 
Los signos y los síntomas comunes del insomnio
·         La incapacidad de dormirse
·         Dificultad para volver a dormir
·         Despertar demasiado temprano por las mañanas
·         Los sentimientos de fatiga al día siguiente
 
Signos y síntomas secundarios
·         Ansiedad
·         Irritabilidad
·         Fatiga (cansancio)
·         Falta de concentración
·         Falta de enfoque
·         Déficits de memoria
·         Deterioro en la coordinación física
·         La irritabilidad y problemas de interacción social
 
Factores de riesgo
·         Estrés
·         Depresión
·         Embarazo
·         Menopausia
·         Fluctuante turnos e (u)? horarios de trabajo
·         El viajar a diferentes zonas horarias (jetlag)
·         Beber cafeína
·         Algunas recetas o medicamentos no prescritos 
o   Descongestionantes nasales
o   Suplementos de pérdida de peso
o   Las anfetaminas
o   Algunos antidepresivos (incluyendo bupropión o Wellbutrin®)
o   Los medicamentos para el asma (incluyendo albuterol o Ventolin®)
o   Medicamentos para la presión arterial (incluyendo bloqueadores beta).
 
Gravedad del insomnio
·         Insomnio agudo generalmente puede durar entre una noche a unas cuantas semanas
·         Insomnio crónico se caracteriza generalmente por una incapacidad de dormir por lo menos tres noches durante la semana por  un mes o más tiempo
·         Disturbios del sueño un mes o más de duración es clínicamente significativo y debe ser la indicación para buscar atención médica
 
Criterios DSM-IV para el diagnóstico del insomnio
 
Al menos uno de los siguientes:
·         Dificultad para iniciar o mantener sueño
·         La mala calidad del sueño
·         Dificultad para dormir a pesar de la oportunidad y las circunstancias adecuadas para el sueño
·         Despertar demasiado temprano
 
y al menos uno de los siguientes deterioros durante el día:
·         Atención
·         Concentración
·         Deterioro de la memoria
·         Inquietudes o preocupadas sobre el sueño
·         La somnolencia diurna
·         Los errores o accidentes en el trabajo o mientras se conduce
·         Fatiga o malestar general
·         Disfunción gastrointestinal o bajo rendimiento escolar
·         Las cefaleas tensionales
 
Una vez que las evaluaciones médicas y psicológicas han eliminado la posibilidad de comorbilidad, las opciones de tratamiento para el insomnio primario o secundario se pueden explorar. El tratamiento del insomnio por lo general empieza con modificación del comportamiento y de tipo o estilo de vida para una higiene adecuada de sueño. Estos son discutidos en la parte II de esta guía: nuestro folleto de la higiene del sueño; y el mantenimiento de un diario de sueño también es útil en este proceso.
 
Si el empeño de mantener una higiene de sueño fracasa a pesar de un trato adecuado, más terapias formales y consideración acerca de riesgos y beneficios de varios medicamentos, deben de ser revisados por un doctor en el contexto del historial médico del individuo, riesgo de adicción, demandas en el trabajo, y otros medicamentos que el individuo pueda estar tomando.
 
 
Más artículos en esta serie sobre los fundamentos de insomnio:
Parte V: La clasificación de Trastornos del Sueño
 
 
 
Referencias:
Opciones de tratamiento para el insomnio es el tema de la Parte III de esta guía para entender el insomnio.
 
Becker, P.M. (2006). Insomnia: prevalence, impact, pathogenesis, differential diagnosis, and evaluation. Psychiatric Clinics of North America, 4(2), 168-92.
 
Curry, D.T., Einstein, R.D., & Walsh, J.K., (2006). Pharmacologic management of insomnia: Past, present, and future. Psychiatric Clinics of North America, 29 (4),871-93.
 
Dopp, J.M., & Phillips, B. (n.d.). Sleep disorders, (6th Ed.). Pharmacotherapy Self-Assessment Program
 
Dyonzak., J.V.(2011). Diagnosis and psychological and behavioral treatment of insomnia. Disease-a-month, 57(7), 338-44.
 
Leger D, Guilleminault, C, Bader G, Levy E, & Paillard M. Medical and socio-professional impact of insomnia. Sleep. 2002; 25:625-629.
 
Riley, W. T. (2005). Manifestations and management of chronic insomnia: NIH state-of-the-science conference findings and implications.
 
 

En caso de necesitar ayuda con la gestión y el tratamiento de sus problemas del sueño y residir en la zona Norte de la Florida Central, por favor llame Clinical Psychology Associates of North Central Florida en (352) 336-2888 para una entrada. Sin referencia necesaria.  

 

 

 

 

 
image   image
Gainesville Office: 2121 NW 40th Terr. Ste B. Gainesville, FL 32605  -   Phone: (352) 336-2888  -   Fax: (352) 371-1730
Ocala Office: 108 N. Magnolia, Suite 309, Ocala, FL 33475  -   Phone: (352) 629-1100   Email Us  Terms of Service  Privacy Policy